¿Te cuesta trabajo iniciar una dieta o una rutina de ejercicio? ¿Piensas que por más que practicas deporte no logras bajar de peso? ¿Cada fin de año te propones bajar de peso y al no obtener resultados renuncias?

 

La obesidad es uno de los problemas de salud más graves y de más rápido crecimiento en la sociedad. A menos de que se actúe con el objetivo de disminuir los temas emocionales que se relacionan al comer en exceso, podrían enfrentarse problemas a corto y mediano plazo. La obesidad va relacionada hacia condiciones médicas mas serias como la hipertensión, enfermedades cardiacas, diabetes, entre otros. En las mujeres pudiera ocasionar problemas relacionados hacia el sistema reproductivo. 

Las causas de la obesidad rara vez se limitan a factores genéticos, al comer en exceso por periodos prolongados,  o a un estilo de vida sedentario. En ocasiones, el lo que hacemos y no hacemos deriva en cómo pensamos y cómo nos sentimos. Por ejemplo, sentimientos de tristeza, ansiedad o estrés pudieran llevarte a comer más de lo usual afectando tu salud de manera 

La obesidad suele estar relacionada con la depresión y la ansiedad, dónde en ocasiones podemos comer nuestras emociones cuando empezamos a experimentar ansiedad o depresión. 

Enfrentar la obesidad y los problemas de peso requiere adoptar nuevos hábitos que formen un estilo de vida saludable, pero esto no quiere decir que esos cambios tengan que ser tan radicales como dejar todo atrás. Si usted comienza a realizar cambios de vida radicales, en dónde sacrifique muchos de sus gustos o bien termine comiendo siempre lo mismo o haciendo rutinas de ejercicios agotadoras, terminará por desistir de manera eventual sobre su meta. 

¿Entonces qué puedo hacer?

Es Fácil el bajar de peso o empezar una dieta no tiene por qué ser tan agotador o tan exhaustivo como las rutinas que ves, pequeños cambios que puedes ir haciendo diario pueden empezar a generar una rutina más saludable que te permita mejorar tu alimentación y tu vida.

Reflexionar sobe qué y por qué esta comiendo

Si se comienza haciendo un pequeño registro sobre lo que se come durante el día y la cantidad de comida que se ingiere y a un costado se le agrega un apartado donde se registren también los pensamientos que tuvo en ese momento ¿Estaba triste o molesto por algo? ¿Me sentía estresado por mi trabajo o por la escuela?

Reduce las porciones

Reducir las porciones es un ejercicio muy básico si comenzamos poco a poco a reducir nuestros alimentos y comenzamos a aumentar la cantidad de agua natural que tomemos antes, durante y después de nuestros alimentos nos va a permitir sentir saciedad y mejorará la digestión de los mismo. 

Motívate

Busque fortalecer a través de recompensas o palabras de apoyo que le permitan seguir llevando el esfuerzo que ha mantenido hasta ahora. 

Si empezamos de manera lenta pero segura aumentando poro a poco la rutina de ejercicio, permitirá que puedas comenzar a desarrollar tus metas de la manera más fácil y rápida.