¿Cómo actuar ante el estrés?

El estrés es una respuesta conocida del cuerpo que permite afrontar las situaciones que nos generan malestar o ansiedad. Estas respuestas son de manera normal y en ocasiones sirven para facilitar el proceso de enfrentamiento de las actividades.

Esta respuesta nos permite reaccionar de manera rápida ante las situaciones de peligros que nos pone en un estado de alerta para actuar. Sin embargo, el estrés tiene una parte negativa, la cual se conoce como “distrés”) es lo que nos afecta a las personas. Ahí es entonces donde la psicología actúa.

El distrés es la percepción que tenemos de sobrecarga ante las situaciones que vivimos a diario (“aquello que percibimos como que nos desborda”).

Desde el ámbito de la psicología, propongo varias cosas que podemos hacer para minimizar el impacto que nos causa este estrés:

  • Disponer nuestra vida cotidiana para que no tengamos tantas situaciones estresantes, o al menos, buscar actividades que amortigüen dicho estrés: tomarnos obligatoriamente un rato al día para nosotros.
  • Lo más importante es que no percibamos que todas estas situaciones como que nos superan o desbordan. Realmente, es cuestión de organizarnos y no intentar solucionar varias cosas al mismo tiempo; vernos como capaces de afrontar una situación determinada, etc.
  • Buscar un ejercicio o una actividad que permita desahogar nuestro sentir y permitirnos disminuir la acumulación del estrés facilitando una respuesta positiva de la misma.
  • El evitar alimentos considerados como dañinos ya sea comidas preparadas, o alimentos altos en azúcar ayudará de igual forma que el malestar sea menor.

 

El sentir el estrés es una respuesta común que existe ante la situaciones laborales, escolares, preocupaciones económicas, tráfico o problemas con las relaciones de pareja pueden ir aumentando este estrés y ocasionarnos daño, de momento imperceptible, pero conforme pasa el tiempo puede ir en aumento y generar alteraciones médicas.

 

Mi experiencia es que si el/la paciente está motivado para el cambio, y se implica en la terapia, los resultados positivos se ven pronto. Siempre digo que “la vida siempre es posible vivirla de otras formas”.