En repetidas ocasiones he escuchado diversos comentarios donde las personas refieren que los profesionales de la salud mental, somos una especie de súperhumanos, con capacidades de leer la mente o influir en el comportamiento de las personas.  Es por eso que me tome el espacio para poder hablar sobre los mitos más comunes que existen en la salud mental.

  • No podemos leer mentes.- Durante el proceso formativo, se nos enseña a afinar nuestro sentido de la vista y del oído. ¿Qué significa? Que podemos observar comportamientos y conductas que realiza la persona y cómo podemos intervenir en lo mismo. Tenemos la habilidad de ver un poco más allá de lo que la gente hace o dice
  • Nos dedicamos a resolver problemas.- Nuestro trabajo es sobre el acompañar a las personas en ese camino y guiarlas para hacer descubrimiento de su mundo interno, proporcionándole herramientas necesarias para resolver sus dificultades. El éxito del tratamiento no radica en la terapia, sino en el paciente.

  • Nunca cometemos errores.- Proporcionamos las herramientas necesarias para que las personas tengan las habilidades de resolver sus conflictos. Sin embargo, también nosotros somos personas y no somos especialistas en nuestras relaciones personales.
  • Lo analizamos todo.- Esto es un tema controversial, ya que las personas creen que al estar poniendo atención y observando lo que sucede nos dedicamos a analizar todas las actividades que realiza la persona. El análisis de las actividades, pensamientos y lenguaje de la persona representa un esfuerzo y es mentalmente agotador en ocasiones.
  • Solo es para locos.- Falso, ese término no existe, los psicólogos somos personas que nos especializamos en el acompañamiento de las personas para resolver los conflictos que se presentan. Al ser nosotros un guía sobre el camino de la persona durante su vida diaria, nuestro objetivo es facilitar la solución de problemas.